Saltar al contenido

15 días para final de año ¿Qué puedo hacer para pagar menos impuestos?

Apenas quedan 15 días para que termine 2013 pero los ahorradores más retrasados todavía están a tiempo de aligerar su factura fiscal. Dos semanas dan mucho de sí y pese a lo limitado del tiempo todavía es posible pagar menos en la declaración de la renta, todavía se pueden contratar determinados productos y hacer algunos ajustes financieros que nos permitirán cambiar el signo del IRPF 2013.


Lo primero que debemos tener en cuenta es que el resultado de la declaración de la renta dependerá más de lo que hagamos en estos 15 días que de cómo rellenemos finalmente la documentación del IRPF, bien modificando el borrador, bien mediante el programa padre o bien acudiendo a un asesor profesional.


Contratar un plan de pensiones


Esta es la alternativa más rápida que puede ser o contratar un plan de pensiones o realizar aportaciones adicionales. En una visita a la entidad financiera habremos resulto la cuestión y en menos de 15 días habremos llevado a cabo la operación.


El único ‘pero’ es que, a diferencia de otras deducciones, en este caso no sabremos de antemano la cuantía exacta a desgravar, que dependerá de nuestros ingresos-base imponible y de las cantidades aportadas. En realidad, las aportaciones permiten reducir la base imponible del IRPF dentro de unos máximos marcados por la edad de los partícipes. De esta forma, los menores de 50 años podrán aportar hasta 10.000 euros o el 30% de sus ingresos por e los 12.500 euros o el 50% de sus ingresos para los mayores de 55 años.


Además, las aportaciones a favor del cónyugue también reducen la base imponible del IRPF.


Adelantar dinero de la hipoteca


Quienes hayan comprado una vivienda antes del 1 de enero de 2013 y no alcancen la base máxima de 9.020 euros pueden realizar aportaciones adicionales a su hipoteca. hay que recordar que la deducción alcanza el 15% de las cantidades aportadas, de forma que si sólo hemos pagado 5.000 euros deduciremos 750 euros por los 1.356 que deduciremos si hemos aportado el máximo de 9.020 euros. ¿Merece la pena? Eso ya depende de cada uno.


Eso sí, antes de lanzarnos a cumplir con el trámite habrá que tener en cuenta no sólo cuestiones fiscales, sino también otras como las comisiones que podamos tener que pagar por las amortizaciones anticipadas.


Hacer donativos


Hacerse socio de una ONG no sólo es una acción muy navideña, sino que también tiene premio en la declaración de la renta. La deducción depende del tipo de organización y la acción concreta, pero va desde el 10% hasta el 25%. Entre las cantidades a deducir está la cuota a la ONG y las actividades concretas que estén debidamente documentadas.


Hacer aflorar pérdidas


O dicho de otra forma, aprovechar las minusvalías en las inversiones. Todavía estás a tiempo de materializar las pérdidas generadas por algún fondo de inversión o algunas acciones, que servirán para compensar el resto de ganancias patrimoniales, en caso de haberlas.


¿Tienes algún otro truco? ¡Cuéntanoslo!