Saltar al contenido

Alquiler a estudiantes, ¿cuánto me puedo deducir?

El mes de septiembre es por excelencia el mes del alquiler. Muchos estudiantes y jóvenes, se desplazan a las principales ciudades a seguir con sus estudios superiores tras el colegio, o a buscar empleo. El alquiler a estudiantes es similar en cuanto a procedimientos, que el alquiler a cualquier ciudadano. Pero en lo que si cambia, es en la deducción que podemos aplicar en nuestra declaración. Lógicamente, para poder deducirnos, tanto el arrendador como el arrendado, hay que dar cuenta a Hacienda de todos los ingresos.


En España, esta práctica no es muy común, ya que la mayoría de los que alquilan prefieren recibir la mensualidad en “negro” por el elevado pago de impuestos. Pero en realidad, no es así. El casero, ingresa una mensualidad fija, y de esto podrá restar todos los gastos derivados de la misma. Es decir, que tributará solo por el beneficio. Por supuesto para poder acceder a la correspondiente deducción, el casero deberá acreditar el depósito de la fianza en el Instituto de Vivienda de la correspondiente CCAA.



¿Cuánto me puedo deducir?


La cuantía de la reducción será del 60% de los beneficios netos recibidos por el arrendamiento en el período impositivo, cuando el inquilino tenga más de 30 años. En caso de que su edad esté comprendida entre los 18 y los 30 años, siempre y con una rendimientos superiores a 7.455,14 euros, esta reducción se elevará al 100%. En el caso de que el contrato sea anterior al 1 de enero de 2011, se elevará a los 35 años. Cuando el rendimiento sea negativo, solo se aplicará el 60% en todos los casos.


¿Puede variar dependiendo de la Comunidad Autónoma?


Además de esta reducción estatal, dependiendo de la CCAA se aplicará otra totalmente compatible en la mayoría de ellas. Por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, la reducción en el alquiler de vivienda a menores de 35 años, supone una reducción en el IRPF del 20% sobre el beneficio, con un máximo de 840 euros en el período impositivo. Estos porcentajes en principio no cambiarán para el próximo año, ya que son competencia de cada comunidad autónoma.


Además se han puesto en marcha algunas ayudas al alquiler, para determinados hogares que cumplan unos límites en la renta. Como dato importante, señalar que a pesar de que el casero no haya declarado el alquiler, el inquilino sí puede hacerlo, y tienen la posibilidad de desgravarse un 10,04% sobre la base de máxima de 9.040 euros. Pero que solo se aplicará a rentas que sean menores de 12.000 euros y hasta un límite de 24.020 euros.