Saltar al contenido

Colorado ingresa 1,46 millones de euros por impuestos al cannabis. ¿Cuánto recaudaría España?


Subir los impuestos ha sido y sigue siendo una de las principales fórmulas para cuadrar los presupuestos del Estado. IRPF, IVA, impuestos especiales…. Las alternativas son de lo más extenso y desde el comienzo de la crisis se han utilizado prácticamente todas. Desde la subida de IRPFque tuvo lugar en 2012 y que se mantiene, por ahora, hasta 2014, pasando por el aumento de los tipos de IVApasando por nuevos tributos medioambientales y nuevos incrementos en el peaje de bebidas alcohólicas y tabaco.
Pero ya puestos a subir impuestos, ¿Por qué no crear un impuesto a las drogas blandas? ¿Qué efecto tendría? Al igual que ocurre con la legalización de la prostitución como fórmula para incrementar la recaudación de la Seguridad Social -además de otras ventajas relacionadas con la propia seguridad de las trabajadoras-, es una de las vías heterodoxas para mejorar las cuentas del Estado que más polémica genera.


Lo complicado del asunto es determinar cuánto recaudaría un impuesto sobre drogas blandas. La iniciativa del Estado de Colorado de legalizar la comercialización de marihuana tanto para fines terapéuticos como recreativo ya ha dado sus primeros frutos económicos. Sólo en enero la venta de marihuana ha supuesto unos ingresos de dos millones de euros, lo que equivale a 1,46 millones de euros. A esto hay que sumar los 913.519 dólares o 666.802 euros de la marihuana para uso médico que, sumado a las tasas recaudadas por el Estado en concepto de comisiones y licencias de comercialización eleva la cifra total hasta los 3,5 millones de dólares o 2,5 millones de euros.


Las ventas totales de marhuana para uso recreativo sumaron 14,02 millones de dólares o 10.2 millones de euros, a los que se les aplica un impuesto del 12,9% y una tasa especial del 15% para la construcción de Escuelas.


¿Qué pasaría en España?


El principal problema en España es que no existen cifras exactas sobre el consumo de las denominadas drogas blancas, aunque sí se sabe que el consumo de hachís supera al de marihuana. Según diferentes asociaciones relacionadas con el cannabis los españoles se gastarían cerca de 1.164 millones de euros al año en el consumo de esta sustancia, que consume diariamente cerca del 2% de la población entre 15 y 64 años.


Partiendo de esa cifra y sólo en concepto de IVA, la recaudación ascendería a 244,44 millones de euros suponiendo que se aplique el tipo general, situado en el 21%. Pero es lógico pensar que, en el remoto caso de que se aprobase una medida de este calado, la parte impositiva no se limitaría al IVA, sino que habría que añadir algún tipo de impuesto especial. Si se aplicase el mismo que, por ejemplo, se aplica al consumo de bebidas alcohólicas -varía pero está en torno al 14%-, estaríamos hablando de un ingreso adicional de 163,14 millones de euros, suponiendo siempre que estas tasas sirviesen para elevar el precio del producto.


Evidentemente, esta es la matemática más simple y habría que ver si efectivamente el precio del producto -se supone que estaría regulado por ley- subiría por los impuestos o estos se restarían de su coste actual. Además, la parte de ingresos se completaría por la parte de poner en marcha los negocios -licencias comerciales, reformas etc- y las cotizaciones a la Seguridad Social de quienes se dedicasen a este negocio.