Saltar al contenido

¿Cómo será el plan de ayudas para la reindustrialización?

10 Líneas de actuación y hasta 96 medidas, entre las cuales 34 han recibido la categoría de prioritarios, forman parte de la agenda para fortalecer el sector industrial en España, un proyecto corto plazo del gobierno que pretende mejorar la actividad industrial del país y lograr que aumente el peso de los factores básicos de la generación de empleo y el producto interior bruto.


Desde el apoyo a la innovación, la persecución al fraude, la captación de inversiones y la mejora de la diplomacia pasando por otros elementos relevantes parecen estar en el eje de esta acción que además se plantea como inmediata, ya que es un plan a corto plazo que pretende remover y revertir una situación ya anquilosada en el tiempo.



Dentro de las apuestas más fuertes a corto plazo vamos a encontrar, según recoge la prensa económica durante esta semana, una fuerte presencia de la aportación de incentivos fiscales para potenciar el crecimiento, acompañando a esto, también un apoyo decidido a la innovación, la búsqueda de herramientas para la mejora del acceso a la financiación pyme, y, otras cuestiones demandadas desde hace tiempo en el sector industrial como la creación de empresas de alto valor añadido, la persecución y lucha aumentada contra la morosidad y, en la línea de lo que otros países del ámbito europeo, Alemania o Francia, o internacionales como Estados Unidos, vienen realizando desde décadas atrás, una mayor presencia de la propia diplomacia española en labores comerciales internacionales.


Se trata de un proyecto reglado y regulado, en forma de agenda que reparte por departamentos las responsabilidades y pedidos de cumplimiento, fijando planes de revisión sobre los avances, un proyecto que, recordemos, tiene que ser paralelo y encajarle con el Plan de Medidas para el Crecimiento, la Competitividad y la Eficiencia aprobado a comienzos del presente mes de junio.


Inversión e incentivo fiscal


La máquina está en marcha, y los incentivos fiscales para las empresas son una de las primeras cabezas visibles de este proyecto combinado. Teóricamente en el ámbito de estas acciones se prevé el hecho de conceder apoyo financiero para cuestiones estratégicas como los traslados y ampliaciones de plantas industriales, y, la financiación mixta público -privada en dirección a las pymes dentro de los sectores considerados como estratégicos.