Saltar al contenido

Francia sube el IVA ¿le tocará también a España?


El IVA es uno de los primeros impuestos en los que los políticos fijan la vista cuando quieren aumentar los ingresos del Estado. En esta ocasión ha sido Francia quien ha subido el IVA reducido, pero antes ya lo hicieron Italia y Grecia ¿Nos llegará el turno también a España? Esta fue una de las cuestiones que Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba trataron el debate de ayer, el único cara a cara antes de las elecciones generales del 20-N y la verdad es que no me quedaron demasiado claras sus posturas.


Entre los muchos momentos de tensión y preguntas directas de Alfredo Pérez Rubalcabaformuló no sin cierto tono de acusación a Mariano Rajoy una de ellas estuvo directamente relacionada con el IVA. En concreto, el candidato socialista indicó al popular que “Me gustaría saber qué va a hacer usted con el IVA” y lo repitió varias veces asegurando además que creía que subiría el impuesto. Además de como estrategia de ataque, la cuestión llegaba a colación de las recomendaciones del FMI y el PP Europeo de subir este impuesto indirecto pese a las declaraciones en septiembre de Rajoy asegurando que no tocará el IVA ni el IRPF si gana las elecciones.


Lejos de resolver la duda, la respuesta del candidato socialista se remitió a su programa electoral y prometió que las empresas, especialmente las pymes y los trabajadores autónomos, no deberán pagar el IVA hasta que hayan cobrado las facturas sobre las que recae dicho IVA. De esta forma, nos quedamos con las ganas de ver una respuesta más contundente sobre lo que puede ocurrir con el IVA. Y es que ninguno de los candidatos dijo que no tocaría el IVA.


Esta indecisión es la que me lleva a pensar que efectivamente podemos ver una nueva subida del IVA como la de 2010 a medio plazo si la situación de las arcas nacionales no mejora. No sería más que seguir la senda que muchos Gobiernos Europeos iniciaron también en 2010 y que en los últimos meses han seguido países como Italia o Grecia. En el caso transalpino, se anunció en septiembre un aumento de un punto hasta el 21% para el IVA general, mientras que en el griego la subida de diez puntos sólo ha afectado a restaurantes bares y cafeterías. El último en sumarse al carro ha sido Francia, que junto con el retraso de la edad de jubilación hasta los 62 años ha presentado un aumento del tipo mínimo de IVA del 5,5% al 7%, así como una subida de cinco puntos en el Impuesto de Sociedades.


En España, con unos tipos de IVA por debajo de muchos de los países punteros de la Unión Europea (el mayor es del 25%) todavía parece que hay margen para nuevas subidas. Lo que cabe preguntarse es si realmente se trata de una medida adecuada. Como ya se debatió en 2009 al aprobar el anterior aumento del IVA, la cuestión es si el dinero que dejaría en las arcas del Estado servirá para compensar la caída del consumo que hipotéticamente va aparejada a este tipo de medidas. ¿Cuál es vuestra opinión?