Saltar al contenido

La gestión discrecional de carteras no seguirá exenta de IVA

La Dirección General de Tributos considera, en contra de la postura que mantenía hasta ahora, que los servicios de gestión discrecional de carteras no quedarán exentos del impuesto del IVA, debiéndose repercutir el impuesto por la prestación de tales servicios.


Este cambio de orientación en la opinión de la Dirección General de Tributos se debe a la necesidad de adaptarse a la sentencia de 19 de julio de 2012 del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el cual considera a la gestión discrecional de carteras como una prestación de análisis y de vigilancia que no debe estar amparada por la exención.


Sujeta al IVA del 21%


Este nuevo criterio adoptado por la Dirección General de Tributos tiene como consecuencia que la gestión discrecional de carteras comenzará a estar sujeta al IVA del 21%. Es posible, asimismo, que esta nueva orientación de la Dirección General de Tributos obligue a efectuar algunos cambios en la normativa vigente, sin embargo, no será necesario esperar a que se produzca dicho cambio legislativo para que se empiece a aplicar la nueva norma.


En principio, y siempre que las consultas tributarias se planteen antes de que finalice el plazo para presentar la liquidación de un impuesto, el IVA se aplicará a aquellas operaciones respecto de las cuales aún no hubiese finalizado el plazo para la presentación de la declaración del IVA y a todas las siguientes.


Una piedra más en el camino, según el sector


A septiembre de 2012 existían en España, según un informe de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), 6 sociedades de gestión de carteras, 43 agencias de valores y 47 sociedades de valores, las cuales gestionan en carteras un patrimonio total cercano a los 9.000 millones de euros.


Los beneficios obtenidos hasta septiembre de 2012,según estos datos aportados por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por las sociedades y agencias de valores y por las sociedades de gestión de carteras, fueron de 110,7 millones de euros. Estos resultados suponen un descenso del 29,13% respecto a los resultados obtenidos durante el mismo período del año anterior, cuando los beneficios se situaron en 156,2 millones de euros.


Lucas Monjardín, de la agencia de valores “Capitalatwork” considera que “esta medida es una piedra más en el camino y hará que la gestión se encarezca cada vez más. Esta medida se suma a la nueva imposición por las plusvalías generadas en menos de un año y a la nueva tributación de los dividendos y cupones”.


Para Lucas Monjardín “el objetivo es no hacer negocio con ésto, y por eso ahora estamos analizando cómo capear el temporal, ya que un 21% es excesivo para los clientes”.


Estas sociedades y agencias están considerando la posibilidad, asimismo, de derivar a sus clientes a las famosas SICAVs, las cuales no están afectadas por este incremento tributario. También se están planteando la posibilidad de crear nuevos instrumentos propios en otras jurisdicciones, o bien devolver al cliente lo recaudado por Hacienda una vez lo recibe de vuelta la entidad.