Saltar al contenido

Nuevo marco fiscal de las SOCIMI, ¿la solución para el stock de la vivienda?

Durante la última semana de diciembre de 2012 se aprobó en el Congreso la nueva normativa legal de las Socimi, que se enmarca en la Ley de Medidas Tributarias que acompaña a los presupuestos del presente año 2013.


Unos cambios que han sido introducidos con el objetivo de dotar a estos instrumentos de un mayor atractivo capaz de atraer así a pequeños y grandes inversores.


¿Qué son las SOCIMI?


El término SOCIMI es el acronimo de Sociedades Cotizadas de Inversión Inmobiliaria, conocidas en inglés con el término REIT ó Real Estate Investment Trusts. Una Socimi es, en definitiva, una sociedad cuyo objeto social principal ha de ser la adquisición y promoción de bienes inmuebles urbanos para destinarlos al alquiler. Al menos un 80% de su activo ha de estar destinado a este fin.


Características principales de las Socimi


La principal característica de estas sociedades, reguladas inicialmente por la Ley 11/2009 de 26 d eoctubre, es su objeto de adquirir o promover inmuebles en suelo urbano para proceder después a su explotación en régimen de alquiler. Asimismo, también hay que destacar el hecho de que este tipo de sociedades no están gravadas por el impuesto de sociedades y, además, deben distribuir anualmente a sus inversores entre el 80% y el 100% de sus beneficios.


En algunos aspectos, este tipo de sociedades son muy susceptibles de ser confundidas con los más conocidos Fondos de Inversión Inmobiliaria, sin embargo, las diferencias son muy importantes, especialmente por que las Socimi proporcionan unos dividendos más fáciles de cuantificar y de prever. Y sobre todo, por que gracias a su cotización en los mercados bursátiles proporcionan al inversor una gran agilidad a la hora de entrar o salir en la sociedad.


Nueva normativa legal de las SOCIMI


En el nuevo marco legal las Socimi seguirán tributando a tipo cero en el impuesto de sociedades, siempre que el tenedor de las participaciones tribute, al menos, al 10% en su país de origen. Según Pablo Serrano, socio de Clifford Chance, “este cambio es fundamental y se alinea con la fiscalidad de esta clase de vehículos de inversión en los principales países del mundo donde llevan décadas funcionando con éxito”.


Asimismo, las Socimi están obligadas a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) para dotarlas de una mayor transparencia. Las Socimi, además, deberán repartir dividendos al accionista en una cuantía no inferior al 80% de los resultados obtenidos por rentas, el 50% del beneficio logrado por ventas, a excepción de las reinversiones, y el 100% del resto de resultados obtenidos.


Todos los cambios introducidos por la nueva normativa legal han sido realizados para dotar a estos instrumentos del atractivo necesario que facilite la entrada en los mismos de grandes y de pequeños inversores, y que faciliten la salida al stock altual de la vivienda en España. ¿Servirá la nueva legislación para que las Socimi alivien la situación de la vivienda en España, o terminarán por convertirse en simples SICAVs inmobiliarias para uso de las grandes fortunas nacionales?.