Saltar al contenido

Propuestas fiscales del PSOE


A menos de un mes para las elecciones del 20-N los partidos políticos van dando a conocer sus programas electorales. Las propuestas fiscales del PSOE pasan actualmente por una mezcla entre la continuidad de las medidas ya tomadas en materia impositiva y algunas mejoras para los ciudadanos que sirven para desmarcarse del actual ejecutivo, como ocurre en el caso de la deducción por vivienda.


Complicada tarea para Alfredo Pérez Rubalcaba y su equipo en estas elecciones generales para las que parten con desventaja según los sondeos. Por un lado deben ser capaces de desmarcarse del actual ejecutivo y presentar ideas propias que les coloquen en mejor posición, pero por otro tampoco puede dar un giro de 180 grados y dejar en entredicho la gestión que se ha realizado hasta el momento en un Gobierno al que hasta hace poco perteneció el propio candidato socialista.


En esta tesitura, resulta lógico que sus propuestas en materia impositiva no sean tan espectaculares como las de su oponente, Mariano Rajoy, ya que no puede romper con la línea de austeridad y subida de impuestos que ha mantenido el Gobierno. Sin más dilación, veamos como se articula el programa fiscal del PSOE.


Vivienda


Como es lógico, Pérez Rubalcaba no puede echarse atrás y recuperar la deducción por vivienda con carácter general. Lo que sí hará es ampliar hasta los 30.000 euros la base imponible máxima para desgravar por la vivienda habitual. Recordemos que desde el 1 de enero de 2011 sólo quienes tengan una base imponible inferior a 24.000 euros podrán deducir por la adquisición de vivienda habitual. El resto del impuesto se mantendrá igual, con un 15% como porcentaje a deducir.


Subidas de impuestos selectivas


Esa parece ser la gran apuesta de Rubalcaba, que sí incluye en su programa un aumento de los impuestos, aunque no a través del IRPF o del Impuesto sobre el Patrimonio, que mantendrá durante lo dos años que ya se anunciaron al recuperarlo. Entre los elementos que estarán afectados por esta subida de los impuestos están el tacabo y el alcohol, que subirían un 10% que aumentarían porque cuestan mucho a la Sanidad Pública. Fuera de este aumento quedarán el vino y la cerveza.


La Sanidad es otro de los puntos calientes del programa fiscal de Rubalcaba. En caso de llegar a La Moncloa, eliminará las exenciones fiscales a las primas de seguro de asistencia de las que se benefician las compañías privadas de salur para asumir la cobertura sanitaria de sus trabajadores. Del mismo modo, pretende cobrar a las aseguradoras cuando sus asegurados acudan a la sanidad pública, además de cobrar la factura a los extranjeros no residentes que sean atendidos por la sanidad pública.


Impuestos a los bancos


Esta es quizás la medida estrella en el plano fiscal. Básicamente consiste en crear un nuevo impuesto destinado a los bancos y los grandes patrimonios con el que pretende recaudar 2.500 millones de euros.


El candidato socialista también ha adelantado que revisará el régimen fiscal de las Sicav, si bien recalca que “ya hicimos cosas que no hemos explicado bien” respecto a estas sociedades de inversión.


Declaración de la renta


En cuanto a la declaración de la renta, el candidato ha desestimado cambios en la fiscalidad de las rentas del trabajo, pero deja la puerta abierta a modificaciones sobre las rentas del capital.